Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Pareja contemplando una vista aérea de Calpe en Alicante, Comunidad Valenciana

Calpe, Altea, Jávea y Denia: destinos para descansar y disfrutar de la Costa Blanca

Comunitat Valenciana

¿Has oído hablar de la Costa Blanca? Es la zona del mar Mediterráneo que pertenece a la región de Alicante (al sur de la Comunidad Valenciana). Con más de 3.000 horas de sol al año y una temperatura media anual de 18ºC, es un destino estupendo para desconectar de la rutina. La Costa Blanca cuenta con 170 playas de arena fina y calas rocosas a lo largo de 200 kilómetros y con ciudades tan turísticas como Benidorm. En esta ocasión te proponemos cuatro destinos concretos si buscas estar en contacto con la naturaleza y relajarte: Calpe, Altea, Jávea y Dénia. Localidades de pura esencia mediterránea con bonitos paisajes, la opción de hacer actividades como vela o buceo y una gastronomía muy unida al mar.

  • Vista al anochecer del municipio de Calpe en Alicante, Comunidad Valenciana

    Descubre Calpe

    Es una de las localidades más bonitas de la Costa Blanca y su gran símbolo es el Peñón de Ifach, una mítica montaña junto al acantilado más alto del Mediterráneo. Existe una ruta para subir a su cima y disfrutar de las impresionantes vistas. Además, hay un agradable paseo ecológico por el sur del peñón para que contemples sus paredes escarpadas. Otros paisajes que también te sorprenderán son los de sus salinas (donde se pueden observar aves como el flamenco) o la cercana sierra de Oltà. Por Calpe han pasado varias civilizaciones a lo largo de los siglos y hay numerosas pruebas de ello: su bonito casco antiguo, monumentos como el Torreó de la Peça o el yacimiento romano de los Baños de la Reina.  Por supuesto, no puedes olvidarte de sus playas como las de Levante o La Fossa, Cantal Roig o Arenal-Bol. Además, a menos de 10 minutos del casco urbano, encontrarás tres puertos deportivos con un total de 460 amarres donde apuntarte a actividades como vela, excursiones marinas, etc.  Para disfrutar de los pescados y mariscos de la zona, da un paseo por el puerto pesquero y visita la lonja. Además, te gustará probar las tradicionales cocas dulces artesanales, auténticas delicatessen

  • Vista de la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo de Altea en Alicante, Comunidad Valenciana

    Visita Altea

    Si estás buscando calma, Altea es tu sitio. Es conocida como la “cúpula del Mediterráneo”, ya que la estructura de la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo resalta desde lejos. Podrás conocer este monumento dando un paseo por el casco antiguo de calles empedradas, casas blancas adornadas con flores y miradores encantadores como el de Portal Vell.  Altea también destaca por sus playas de cantos rodados (L’Olla, Solsida, Cap Negret, Albir, Cala del Mascarat o La Roda) en las que puedes pasar un día entero bajo el sol. Un recorrido por su paseo marítimo y su puerto deportivo tampoco pueden faltar.Si te apetece hacer senderismo, encontrarás varias rutas en el cercano Parque Natural de la Serra Gelada. A la hora de comer, entre sus platos típicos puedes pedir paella con boquerones o arroz del senyoret.  Si quieres conocer también un poco el interior, puedes hacer una excursión hasta El Castell de Guadalest (a una media hora en coche), reconocido como uno de los pueblos más bonitos de España.

  • Playa de El Arenal de Jávea en Alicante, Comunidad Valenciana

    Enamórate de Jávea

    Jávea (Xàbia en valenciano) tiene unas vistas y miradores tan mágicos que no vas a querer irte nunca. Por poner un solo ejemplo, el cabo de San Antonio tiene unos acantilados de película y desde allí podrás sacar unas fotografías increíbles.  Pasar el día en sus magníficas playas (como la del El Arenal) y calas (como las de Granadella o Portitxol) siempre es un placer. Además, puedes probar pescado fresco en los restaurantes cerca del puerto o apuntarte a una excursión en barco o en kayak para contemplar distintos cabos y cuevas como la del cabo de San Martín, cabo de La Nao o cueva del Llop Mari y darte un baño en aguas cristalinas.  En un paseo por su casco antiguo de trazado medieval verás casas encaladas con puertas, ventanas y balcones de piedra, caminarás por callejuelas adornadas con plantas como el callejón Estret, verás la Iglesia de San Bartolomé o el Mercado de Abastos y podrás hacer paradas en diferentes tiendas y restaurantes.  También puedes organizar una excursión a los Molinos de viento de la Plana (de los siglos XIV y XVIII) o hacer una ruta de senderismo por el Parque Natural del Montgó.

  • Amanecer en el frente marítimo de Dénia en Alicante, Comunidad Valenciana

    Disfruta de Dénia

    Cuenta con alrededor de 20 kilómetros de litoral en los que podrás elegir entre extensas y cuidadas playas o calas de roca como Punta del Raset, Les Marines, Les Deveses, Les Bovetes o Els Molins. Una de sus zonas naturales más hermosas es la Cova Tallada, entre los acantilados del cabo de San Antonio. Ten en cuenta que su acceso es difícil y que para visitarla es habitual que en los meses de verano haya que hacer reserva previa. También normalmente en verano podrás apuntarte a rutas guiadas de dificultad baja al atardecer o por la noche para descubrir algunos de sus paisajes más bellos como los del Parque Natural del Montgó. Muchas incluyen degustación de productos de la tierra.  Además de un paseo por el casco histórico de la localidad, no puede faltar una visita a su castillo con más de 2.000 años de antigüedad (alberga dentro un museo arqueológico) ni un recorrido por el barrio de pescadores Baix La Mar y por el puerto deportivo. A la hora de comer, hay muchos productos del mar como su riquísima gamba roja (prueba a visitar la lonja). Aquí encontrarás el restaurante 3 Estrellas Michelin del reconocido chef Quique Dacosta.  Como todas estas localidades están muy cercanas entre sí, te recomendamos alquilar un coche para conocerlas en un bonito y relajado road trip por la costa. 

Descubre más sobre...