Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Tres talayots del asentamiento talayótico de Montefí, Ciudadela, Menorca

Descubrir los Talayots

Menorca

Restos prehistóricos exclusivos de Menorca


Más allá de hermosas calas, Menorca reserva para los más curiosos otros tesoros, en esta ocasión de piedra. Se trata de los talayots, taulas o navetas: peculiares construcciones megalíticas repartidas por toda la isla. La isla concentra nada más y nada menos que unos 1.600 monumentos prehistóricos. Una gran comodidad a la hora de visitar estos restos arqueológicos es que la mayoría está integrada en el paisaje y al aire libre. Retroceder por un instante a la prehistoria nunca fue tan fácil.

Arqueología única de las Islas Baleares

Entre el turquesa de las aguas y el verde de la vegetación mediterránea se cuela la variedad de grises de la roca milenaria. La cultura Talayótica irrumpe en la paleta de colores de Menorca con una nota de exclusividad que aumenta su atractivo: junto a Mallorca, es el único lugar del mundo donde existió. Estos monumentos prehistóricos que recrean la vida de las primeras civilizaciones que habitaron Menorca pertenecen, la mayoría de ellos, al siglo IX antes de Cristo. Datos como este aumentan la curiosidad del visitante y empujan a conocer la historia de la isla “piedra a piedra”. Así que surgen incógnitas como: ¿cuál era la utilidad de cada una de estas construcciones?   

Vista aérea de un Talayot en Son Fornes

Rituales, necrópolis, símbolos de unión

Para contemplar los talayots hay que levantar la vista, ya que son torres de piedra que llegan a alcanzar los cinco metros de altura. Además de tener una finalidad defensiva, de servir para controlar los alrededores, los talayots eran considerados una especie de símbolo de unión de la comunidad. Las taulas eran santuarios donde se realizaban, por ejemplo, rituales de fertilidad, sacrificios de animales e incluso ¡roturas de ánforas! El fuego tenía mucha presencia en estos espacios. Otro tipo de edificio solo presente en Menorca son las navetas, tumbas colectivas construidas con piedras medianas. Entre los acantilados y barrancos de la isla se pueden encontrar también cuevas funerarias o necrópolis que, a diferencia de los anteriores, suelen ser de difícil acceso.

Naveta dels tudons, Ciudadela, Menorca

De Mahón a Ciutadella

Un posible itinerario para alimentar el espíritu de arqueólogo inconformista es el que discurre a un lado y a otro de la carretera que atraviesa el interior de Menorca (Me-1). Se trata de un recorrido de este a oeste de la isla con desvíos estratégicos. Dado que son tantos los restos talayóticos, la idea es centrarse en los mejor conservados. Aquí algunos ejemplos: - Poblado de Trepucó (a 2 kilómetros de Mahón) - Sepulcro megalítico de Biniai Nou (a 5 kilómetros de Mahón) - Taula de Torralba d'en Salord (entre Mahón y Alaior) - Poblado de Talatí de Dalt - Necrópolis de Calescoves - Naveta des Tudons (Ciutadella) - Taula de Torretrencada (Ciutadella) De cualquier manera, y a falta de sexto sentido aventurero, para visitar los restos de la cultura Talayótica más emblemáticos de Menorca también existen recorridos guiados que ayudan a conocer con más precisión estos peculiares monumentos.

Taula de Trepucó, Menorca
Descubre más sobre...