Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Fachada del Café Gijón, Madrid

Siete encantadores cafés de España con aroma a historia

none

Mucho más que cafeterías


Los cafés antiguos tienen algo de mágico y reconfortante. Como si de un refugio se tratara, da gusto sentarse a saborear un café humeante, charlar con un agradable acompañante, esperar leyendo a la persona con la que hemos quedado, mirar por la ventana planeando todo lo que queda por ver de la ciudad, recordar lo ya vivido, refugiarse de la lluvia momentánea… Muchos de estos cafés esconden además un pasado asombroso de reuniones literarias, de conversaciones de artistas y políticos, de servilletas donde quizá se empezó una gran obra… Varios cafés centenarios de España han sido testigos de estos encuentros históricos y hoy resisten esperando al viajero con mil historias que contar entre sus sillas y sus mesas. Tomar un café donde ya lo hicieron Lorca, Hemingway o Picasso es fascinante. Al sentarse, basta con dar un sorbo a la bebida caliente y cerrar los ojos para imaginarlo.

Els Quatre Gats en Barcelona

¿Qué tendría de especial este café para que Picasso lo eligiera para exponer por primera vez sus dibujos? A finales del siglo XIX este local acogió espectáculos y conciertos y fue el lugar de reunión de artistas como el propio Picasso, Santiago Rusiñol o Ramón Casas. Todo un símbolo de la Barcelona bohemia y modernista inspirado en el cabaret parisino Le Chat Noir. Más recientemente fue escogido por Woody Allen como escenario de “Vicky, Cristina, Barcelona”. Hoy, puedes encontrar el heredero del original en la misma calle Montsió 3 de Barcelona, en los bajos de la bella Casa Martí. Allí, el famoso cartel diseñado por Picasso da la bienvenida a los visitantes.

Café Gijón en Madrid

El 15 de mayo de 1888, el asturiano Gumersindo Gómez inauguró en Madrid el Gran Café Gijón. Tenía dos partes, una en la que servían café a los clientes que llegaban en carruajes y otra para las cocheras. Cosas del destino, este local acabaría convirtiéndose en toda una institución cultural y en el sitio de encuentro a lo largo de diferentes épocas de importantísimos personajes como Pérez Galdós, Valle-Inclán, Gerardo Diego, García Lorca, Dalí, Buñuel, Sorolla, Torrente Ballester, Cela… Incluso la famosa espía Mata-Hari estuvo en este lugar. En el Paseo Recoletos 21 te espera este café que ha sido pintado por artistas y del que se han escrito más de una decena de libros.

Café Quatre Gats, Barcelona

Café Comercial en Madrid

¡Vuelve el Café Comercial! Este fue el titular en muchos medios en marzo de 2017 cuando reabrió este mítico local en la Glorieta de Bilbao del que se dice que es el más antiguo de los cafés madrileños. Sus puertas abrieron en 1887 y sus paredes han sido cómplices de conversaciones en las que participaban Machado, Jardiel Poncela, Berlanga… Décadas de cultura que han dejado su huella en un lugar en el que hoy, además del café de rigor, se puede comer y cenar con recetas típicas madrileñas.

Dindurra en Gijón

Es uno de los últimos cafés literarios de España y con una historia de más de 100 años. El empresario Manuel Sánchez Dindurra encargó en 1898 un nuevo teatro para la ciudad que albergaba un espacio para café que luego se convertiría en el mítico Dindurra, uno de los cafés más importantes de todo Asturias y lugar de tertulias artísticas y políticas. Durante los años siguientes, pasó por una decoración Art Decó, sobrevivió a una guerra y cerró sus puertas para renacer en 2014. Hoy, en este café del Paseo Begoña 11, se puede disfrutar de su famosa sesión vermut o de una agradable comida.

Café Dindurra en Gijón

Café Novelty en Salamanca

La estatua del escritor Torrente Ballester espera sentada pacientemente a quien se anime a tomar algo en este café histórico situado en el número 2 de la Plaza Mayor de Salamanca. Se fundó en 1905 y se dice que es el establecimiento más antiguo de la ciudad. Fue tan famoso, que en él se sirvieron banquetes a personajes históricos como el rey Alfonso XIII, parece que aquí nació Radio Nacional de España y fue lugar de reunión para literatos como el propio Torrente Ballester, Carmen Martín Gaite o Unamuno… Hoy es una delicia hacer una parada en este café, sentarse en su terraza o probar en verano uno de sus famosos helados.

Café Iruña en Bilbao

Nos vamos frente a los populares Jardines de Albia de la ciudad de Bilbao, uno de los viajes más placenteros que uno pueda imaginarse. Allí vamos a encontrar otro gran clásico, ya que este café se inauguró en 1903. Lo primero que llama la atención son sus azulejos y su bonita decoración mudéjar. De hecho, en 1980 fue declarado “Monumento Singular” y recibió el premio al Mejor Café de España por parte de la guía “Café Crème Guide to the Cafés of Europe”. Además de disfrutar de su ambiente acogedor o probar su rico café, es muy recomendable pedir su famoso pintxo moruno.

Café Iruña de Bilbao
Panorámica Café Iruña, Pamplona

Café Iruña en Pamplona

Corre el año 1888 y Pamplona se “ilumina” con el primer establecimiento con luz eléctrica de la ciudad: el Café Iruña. Los años han pasado pero el encanto de este local con lámparas de época, altos techos y grandes espejos no ha decaído. Uno de sus clientes más famosos fue sin duda el escritor Ernest Hemingway. De hecho, se dice que allí comenzó a escribir libros como Fiesta, Por quién doblan las campanas o El viejo y el mar. Mientras se toma un café o una copa, uno puede imaginarse al escritor, concentrado, plasmando historias eternas en el papel, y después “saludar” a la estatua de Hemingway que se apoya tranquilamente en su rincón.

Descubre más sobre...